Tarea 7

15 mayo, 2015



“Cuando el Alma está fuerte y limpia, todo sale bien, jamás debe creerse sola, ni débil… El único enemigo a quien se debe temer es a uno mismo. El miedo y la desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas energías y con ellas el desastre”.


Paracelso 

07YoSoyUnoLas 7 reglas de Paracelso para una Vida Plena y Extraordinaria

1.- Lo primero es mejorar la salud.

Para ello hay que respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando bien los pulmones, al aire libre o asomado a una ventana. Beber diariamente en pequeños sorbos, dos litros de agua, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más perfecto posible, evitar el alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento.

Bañarte diariamente es un hábito que debes a tu propia dignidad.

2.- Desterrar absolutamente de tu ánimo, por más motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.

Huir como de la peste de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores por natural bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman la base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de importancia decisiva: se trata de cambiar la espiritual contextura de tu Alma. Es el único medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos.

El azar no existe.

3.- Haz todo el bien posible.

Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna persona. Debes cuidar tus propias energías y huir de todo sentimentalismo.

4.- Hay que olvidar toda ofensa, más aún: esfuérzate por pensar bien de tu mayor enemigo.

Tu Alma es un templo que no debe ser jamás profanado por el odio. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablará así de pronto, tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu Espíritu, que es divino y perfecto en sí, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5.- Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada.

Esto te fortifica enérgicamente y te pone en contacto con las buenas influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos a veces luminosas ideas, susceptibles de cambiar toda una existencia. Con el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente por una voz interior que te guiará en tales instantes de silencio, a solas con tu Consciencia.

6.- Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales.

Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aún de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. Por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7.- Jamás temas a los hombres, ni te inspire sobresalto el día de mañana.



Ten tu Alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti Ejércitos Poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a tí mismo.

El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas influencias y con ellas el desastre. Si estudias atentamente a las personas de buena suerte, verás que intuitivamente, observan gran parte de las reglas que anteceden.

Por otra parte, la riqueza no es sinónimo de dicha; puede ser uno de los factores que a ella conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la dicha más duradera sólo se consigue por otros caminos; allí donde nunca impera el egoísmo….

Jamás te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la humildad como de la vanidad, la humildad sustrae fuerzas y la vanidad las paraliza.

* * * * * * *

 Las Siete Tareas

¿Tiene corazón este camino?

Todos los caminos son lo mismo: no llevan a ninguna parte.

Sin embargo, un camino sin corazón nunca es
agradable.

En cambio, un camino con corazón resulta sencillo: a un guerrero no le cuesta tomarle gusto; el viaje se hace gozoso; mientras un hombre lo sigue, es uno con él.

Don Juan Matus

01SieteTareas

Sabiduría Maya

“Nadie te dá nada, tú eres la fuente.

Vas a recibir lo que des.

Lo que estás dando, es lo que estás siendo.

Lo que estás siendo en relación a otros,

es lo que estás experimentando.

A quién te estás dando?

A quién estás recibiendo?

A quién estás experimentando?

El estado del ser que elijas experimentar

en relación a otros será la causa

de lo que Tú Mismo experimentes.

Nadie puede ingresar en tu mundo interior.

Lo que seas en relación a los otros serán contigo.

Es el ser que experimentarás.

La ilusión te hace creer que te relacionas con otros.

Pero eso no es posible.

En todo momento te relacionas contigo mismo.

en presencia de otros.

La vida siempre te dará lo que decidas ser.

No importa con quienes te relaciones, tuya será la experiencia.

En todo momento estás eligiendo y decidiendo,

manifestar, crear y experimentar,

algún aspecto de tu ser.

Y son tus aparentes relaciones con los demás,

lo que te permiten conocerte a tí mismo,

en tu propia experiencia.

Sólo existe una relación, es la relación contigo mismo.

Los otros y los acontecimientos son ángeles y milagros,

convocados por tí mismo.

En tu camino de realización, en tu sendero hacia tu ser real.

Siempre se te dió, lo que has pedido y

en todo momento pediste al aspecto de tu ser

que decidiste manifestar.

Al final del camino, cuando finalice este capítulo

del libro de tu vida,

nuevamente serás conciente de la inocencia absoluta,

de quienes te acompañaron y verás que ellos

te permitieron cumplir con tu anhelo jamás imaginado:

La posibilidad de experimentar tus aspectos más elevados.

Verás que ellos cumplieron con todos los pactos acordados,

que te llevaron muchas veces a experimentar tus aspectos

más bajos y así hacer fisicamente posible que

te manifiestes conscientemente.

La gran justicia te será revelada, cuando seas capaz de ver,

que nadie jamás te dañó, y que todos los daños recibidos,

fueron por tí imaginados, creados y experimentados.

Similarmente y ante tu sorpresa, también sabrás que

aquellos dolores y sufrimientos

con los que tú creías dañar a otros,

fueron también fruto de tu propia imaginación.

Porque lo que es para tí, es exactamente igual para tus hermanos…

Todo dolor y sufrimiento padecido,

fueron por ellos imaginados, creados y experimentados.

Y sabrás que todo el daño, sólo puede ser auto-infligido.

Y también sabrás que el amor que escatimaste

a tí mismo te lo quitaste.

Aún el miedo más intenso, el dolor más profundo,

la traición más artera, la ofensa menos esperada,

la agresión más hiriente,

en fin el infierno más temido.

Fueron todas magníficas expresiones por tí elegidas.

Aún cuando tú siempre en estos casos hayas elegido

experimentar otro aspecto de tu ser.

La creencia que fueron “otros”, los “verdaderos” causantes

de tanta injusticia y sufrimiento en tu propio interior.

No amigo mío…

Nunca han existido ni existirán injusticias en el plan

perfecto de la vida.

Pero sí es posible que las hayas imaginado cuando

has caído en la ilusión y el espejísmo de los

planos inferiores de consciencia.

Al final de camino te verás como lo que siempre fuiste

y serás, el creador absoluto y libre de todas tus experiencias.

Y cuando veas tu vida, a la luz de esta consciencia más elevada,

sentirás una compasión enorme por tí mismo y

desearás haber evitado tanto dolor y sufrimiento.

Entonces pedirás, suplicarás, implorarás,

una nueva oportunidad.

Tú también me pediste, que cuando te olvidaras de todo esto,

y el olvido fue parte de tu propio plan,

en algún momento te enviara algo que te ayudara a recordar.

Bueno hijo mío, en este acto estoy cumpliendo con mi parte.

Ahora, si tú lo dispones, tienes una nueva oportunidad,

de recordar y utilizar la vida física,

para conocerte a tí mismo en tus aspectos más elevados.

Así como lo soñaste antes de volver.

No te preocupes por mi parte,

simplemente sé conciente de la tuya,

y cuando te sientas nuevamente perdido recurre a mí,

que te contestaré aún antes que me llames.

Querrás volver con tu nueva conciencia expandida,

a vivir nuevamente en el plano de la vida manifestada.

Para poner en acción tu gran recuerdo,

volver para experimentar en relación a otros

tu amor más pleno, incondicional e intenso

que seas capaz de imaginar.

Sabrás que el amor es y será, tu verdadera esencia.

Y no pararás hasta experimentarlo y sentirlo.

De pronto serás conciente, que todas las experiencias pasadas

si tuvieron un sentido muy amoroso, el de ayudarte a recordar,

a través de las experiencias físicas de muchos otros aspectos

de tu ser.

Que la opción más elevada y verdadera es el Amor.

Así abrazarás a todo lo que hayas experimentado,

el miedo más intenso, el dolor más profundo, la traición más artera,

la agresión más hiriente, en fin el infierno más temido…

…y tu pedido como siempre te será concedido.

Se te dará la oportunidad tan ansiada.

Y es por eso hijo mío, que te encuentras nuevamente,

en este tiempo, en este lugar, en este cuerpo,

rodeado de estos seres.

Tuyo fue el diseño completo de tu vuelta,

así como lo pediste, así fue dado.

Por ahora me despido, aunque eso no es posible.

Porque sólo se despiden los que se separan,

y eso no es un estado en el que podemos estar tú y yo”.

IN LAK’ECH HALA KEN

…yo soy otro tú…

HALA KEN

…tú eres otro yo…

*

JC

01LogosLas Siete Tareas

*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.