Hierbas Suecas

6 enero, 2017

Afecciones de páncreas, hígado, bilis y riñones, agotamiento, anemia, calentura y escalofríos, cáncer, callos, catarro, circulación de la sangre, cicatrices y cortadas, cólicos biliares y renales, diabetes, dolores de cabeza, dolor de muelas, cólicos menstruales, estreñimiento, falta de apetito, facilita el parto, garganta irritada, calambres, flatulencias, gastritis, gota, gripe, lombrices, infecciones, inflamaciones, manchas, mareos, melancolía y depresión, moretones, ojos cansados, picadura de insectos venenosos, quemaduras, reuma, sinusitis, temblor en manos y pies, tonificante para el estómago y la bilis, reconvalecencia, sordera, tifus, viruela, zumbidos…

Las Hierbas Suecas tienen un campo de indicaciones muy amplio.

Hierbas Suecas

Una de las enseñanzas de la Doctora Aurora en Pátzcuaro,  fué sobre las Hierbas Suecas…

TemazcalCasa

“Había un señor, de los que viene a hacer reparaciones en el Temazcal, que llegó con los ojos irritados… al poco rato de estar trabajando, se le hicharon tanto los párpados que ya no podía ver…” El señor dijo que andando por el camino, le cayó la bembérecua… una especie de la hiedra venenosa.

La Doctora Aurora le aplicó compresas de algodón impregnadas del elíxir de Hierbas Suecas… a las pocas horas, el señor se había curado.

Entonces ahora, nos dimos a la tarea de recopilar información sobre las Hierbas Suecas.

Origen de las Hierbas Suecas

La historia de las Hierbas Suecas (ó Amargo Sueco) se remonta a cientos de años.

El elíxir se ha encontrado en las farmacopeas de Europa desde la Edad Media con variaciones del nombre: Hierapicra composita, Tinctura aloes composita, y Species ad longam vitam.

Su autor es el Dr. Phillipus Paracelso (1493-1541) que desarrolló la fórmula original del elíxir “Ad Vitam longam“, traducido por “Medicina para una larga vida”, que quedó olvidada en un manuscrito, encontrado 200 años después.

paracelso

En el siglo XVIII, el Dr. Claus Samst y el Dr. Urban Hjärne de la Facultad de Medicina de Estocolmo, redescubrieron y actualizaron la que parecía ser la fórmula del elíxir original de Paracelso, que rebautizaron con el nombre de Amargos Suecos (Swedish Bitters). El Dr. Samst también compiló el manuscrito que describe los 46 trastornos en los que el Amargo Sueco (Hierbas Suecas) puede ser de utilidad.

Posteriormente, el renacimiento de las Hierbas Suecas se debe a Maria Treben (1907-1991), quien fué una herborista austriaca, especializada en la medicina a base de plantas y los métodos alternativos de tratamiento de Sebastian Kneipp.

mariatreben

Maria Treben popularizó definitivamente el remedio a través de su libro Health Through God’s Pharmacy (‘Salud de la botica del señor’ -si gustas descargar el libro, haz click aquí-) que detalla la eficacia de las Hierbas Suecas en más de 40 situaciones médicas. Desde entonces los diferentes ingredientes ya no se administran triturados en forma de pasta, sino preparados como elíxir, es decir, extraídos en alcohol.

¿En qué nos ayudan las Hierbas Suecas..?

En primer lugar, son un excelente remedio depurativo de la sangre, activando el metabolismo.

Estimulan las funciones del hígado, aumentan su actividad desintoxicante encargada de neutralizar toxinas, incluyendo metales pesados, sustancias químicas y plaguicidas presentes en los alimentos y el agua potable, así como medicamentos sintéticos. El hígado es el gran laboratorio metabólico de nuestro cuerpo.

Favorecen también los procesos de eliminación de los riñones y de los intestinos (laxante suave).

Existe un estudio clínico que no sólo demuestra que las dispepsias (trastornos digestivos) mejoran considerablemente gracias a la acción del elíxir, sino también que colabora en las digestiones difíciles ya que aumenta la producción de jugos gástricos y activa la motilidad estomacal siendo de gran ayuda cuando existe exceso de gases colaborando en su expulsión.

Fórmula para elaborar las Hierbas Suecas

10 g de Aloe* ó Sábila (Aloe succotrina)
5 g de Mirra
(Commiphora myrrha)
0.2 g de Azafrán
(Crocus sativus)
10 g de hojas de Sen
(Cassia acutifolia delile)
10 g de Alcanfor**
(Cinnamomum camphora)
10 g de raíces de Ruibarbo
(Rheum rhabarbarum)
10 g de raíces de Cedoaria
(Curcuma zedoaria Rosc)
10 g de Maná
(Fraxinus ornus)
10 g de Teriaca veneciana
5 g de raíces de Carlina
(Carlina vulgaris)
10 g de raíces de Angélica
(Angelica archangelica)

* En vez de Aloe se puede usar Ajenjo en polvo (Artemisia absinthium).
** Sólo se debe usar Alcanfor natural y únicamente el chino.

plantassuecas

PREPARACIÓN

Las hierbas se meten en un frasco grande de cuello ancho, se cubren de un litro y medio de aguardiente (38-40°)… Se sugiere usar mezcal, ya que el cuerpo lo asimila mejor.

Las Hierbas se maceran durante 15 días al sol ó cerca de la lumbre. Se agita cada día.

Para el primer uso, se puede llenar sólo una botellita; el resto se guarda el tiempo que se quiera sin colarlo.

Antes de colarlo y antes de cada uso, se vuelve a agitar.

Las Hierbas Suecas se guardan en botellitas bien tapadas en un lugar fresco. Así se conserva por muchos años. Cuanto más viejo se hace, más eficaz.

lamagnolia

Si andas por la Ciudad de México, puedes conseguir las Hierbas Suecas para preparar, en el expendio de plantas medicinales LA MAGNOLIA: Calle de Guatemala # 10 (Pasaje Catedral) Local 14, Col. Centro.

MODO DE EMPLEO

Uso interno: Las Hierbas Suecas tienen un fuerte sabor amargo, por lo que es recomendable diluírlas en una infusión,  en agua ó en jugo. Para la dosificación correcta en los adultos, tomar como medida una cucharadita ó 25 gotas tres veces al día, preferiblemente después de las comidas, y en los niños, dependiendo de la edad, se pueden dar de dos a cuatro gotas por año de edad.

Cuando se ha comido mucho ó la comida ha sido pesada, pueden tomarse de una a dos cucharaditas de elíxir después de comer.

Es beneficioso también para la mayoría de dolencias estomacales, como la indigestión, los gases, la acidez y la distensión abdominal.

Asimismo es eficaz contra las ampollas en la boca y alivia cualquier infección oral o dolor de muelas.

También se pueden hacer gárgaras con el elíxir para combatir la afonía y las inflamaciones de la garganta.

El elíxir de Hierbas Suecas es un buen depurador de la sangre, porque estimula al hígado, aumentando su actividad desintoxicante y también los procesos de limpieza de los riñones y de los intestinos.

Para la depuración general del organismo, se recomienda seguir un tratamiento de ocho a diez semanas. Dosis: Tomar una cucharadita en la mañana y otra cucharadita en la noche.

Advertencia: Las Hierbas Suecas siempre se deben tomar diluidas en té o agua. No se debe consumir leche ni lácteos 1 hora antes y 1 hora después de tomar las Hierbas Suecas.

Uso externo:  Puesto que las hierbas se mezclan con alcohol, éste actúa limpiando heridas como un antiséptico natural, manteniendo el área afectada seca y libre de humedad. También se puede usar para las picaduras de insectos, manchas ó cicatrices de la piel y para calmar las quemaduras. Las heridas pequeñas e infectadas que producen dolor y las que cicatrizan con dificultad se curan mejor con una compresa de Hierbas Suecas.

Pueden tratarse inflamaciones localizadas, ó para el dolor de cabeza, de cuello, ó de oídos colocando una compresa sobre la zona afectada.

Se puede utilizar un trozo de algodón del tamaño de la parte de la piel que se necesite. El algodón se debe mojar con el elíxir, sin que llegue a gotear. La compresa fría y húmeda se puede cubrir con un plástico y se sujeta con un vendaje durante toda la noche, para que sea más efectiva.

Si se aplica durante algún tiempo, el alcohol que contiene puede resecar la piel, por lo que se debe proteger aplicando una crema con caléndula ó tepezcohuite sobre la parte que se va a tratar. De esta forma la piel no se resecará.

*Para la aplicación externa, el elíxir siempre se debe usar sin diluir.

hierbassuecas

VIRTUDES CURATIVAS DE LAS HIERBAS SUECAS

1.- Aspirándolas repetidas veces, untando con ellas la coronilla y aplicando compresas en la cabeza, calman los dolores y mareos. Para fortalecer la memoria, frotar repetidas veces la nuca con un algodón empapado.

2.- Combate las nubes y cataratas aplicando compresas sobre los párpados, con los ojos cerrados, durante una hora.

3.- Cura erupciones untando frecuentemente la parte afectada.

4.- Para dolor de muelas, ampollas ó afecciones de la lengua, se disuelven en un poco de agua, se empapa una gasa ó algodón y se coloca en la parte afectada; calma el dolor y cura la infección.

5.- Para la garganta irritada, catarro ó gripe se toman por la mañana, medio día y noche, disolviendo cada vez una cucharada de las hierbas en medio vaso de agua tibia. Se toma lentamente. Calma la irritación y cura la garganta, a través de gárgaras.

6.- Quita dolencias del estómago, del vientre y ayuda con el estreñimiento.

7.- Para calmar los dolores biliares se toma una cucharada por la mañana y otra por la noche. Por las noches se aplican compresas empapadas sobre la zona.

8.- Dolores y zumbidos de oídos, se combate metiendo en los oídos un taponcito de algodón mojado con las gotas.

9.- Tomadas en los últimos quince días de la gravidez, una cucharada de hierbas por la mañana y otra por la noche, facilita el parto; para las dificultades post-parto se toma cada dos horas una cucharadita. Si después del parto se presentan inflamaciones en el pecho se aplican compresas.

10.- Ayuda a combatir la varicela de los niños dándoles una cucharadita diluída en un poco de agua. Cuando empiezan a secarse se mojan repetidas veces con las hierbas diluídas y así se desvanecen las cicatrices.

11.- Excelente tónico para los trastornos de la menopausia.

12.- Refuerza el sistema inmunológico y protege contra la contaminación ambiental.

¿Cuándo podemos usar las gotas de hierbas suecas?

Dolor de Cabeza: Aplicar compresas.

Cólicos: Tomar lentamente hasta 3 cucharadas diluídas en agua en forma consecutiva.

Cáncer: Tomar 3 ó 4 cucharadas soperas diarias distribuídas a lo largo del día.

Herpes: Untar con un algodón empapando el herpes.

Hemorroides: Impregnar la zona con un algodón empapado para desinflamar; además tomar una cucharada 2 veces al día.

Heridas en general: Colocar una compresa, después de lavarlas cuidadosamente.

Hígado y molestias biliares: Una cucharadita por la mañana y otra por la noche, colocando por la noche una compresa en la zona afectada.

Insomnio: Tomar una cucharada por la noche.

Dolor de Garganta: Tomar una cucharadita 3 veces al día, pasándolas lentamente por la garganta. Hacer gárgaras.

Golpes y hematomas por caídas: Aplicar compresas.

Mareos y desmayos: Aspirar repetidamente por la nariz y tomarlas.

Dolor de Muelas: Se disuelve una cucharada de las gotas en un poco de agua y se aplica directamente una gasa empapada sobre la zona adolorida.

Parto: Se facilita, tomando una cucharadita 2 veces al día durante los últimos 15 días de gravidez.

Pecho inflamado después del parto: Compresas empapadas.

Quemaduras: Lavar cuidadosamente y aplicar compresa.

Reumatismo: Alivia dolores tomando por la mañana y tarde, además aplicando compresas sobre la zona afectada.

Sinusitis: Tapón empapado en fosas nasales y tomar una cucharadita una vez al día.

Tendinitis: Compresas y una cucharadita por la mañana y noche.

Dolor de oídos: Un taponcito de algodón empapado.

SIDA: Tomar 3 veces al día una cucharada diluída en agua.

Várices: Una cucharadita por la mañana y por la noche y aplicar compresas.

hierbassol

NOTAS:

Principio terapeútico del sabor amargo

El sabor amargo de plantas, hierbas o especies, estimula la secreción de la saliva y de los jugos gástricos, debido a que la mucosa gástrica, cuando entra en contacto con sustancias amargas, aumenta su producción de ácido. Como resultado se produce una mejor y más rápida digestión.

Las sustancias amargas estimulan el hígado, ayudando especialmente a la digestión de las grasas. De esta manera se pone en marcha una reacción en cadena que permite un mejor aprovechamiento de los alimentos ingeridos, aumentando al mismo tiempo el proceso de reabsorción. Por tanto, consumir alimentos amargos, bien sea en frutas, vegetales ó plantas medicinales, nos permitirá disminuir la sensación de hambre. Por el contrario, cuando falta el estímulo del sabor amargo, aparecen a la larga desequilibrios en nuestro metabolismo como la fatiga, la ansiedad, el estreñimiento ó la obesidad.

Los efectos secundarios de las Hierbas Suecas

Los efectos secundarios generales que se han reportado hasta el momento en algunas personas son de carácter leve como erupciones, calambres o indigestión. La única contraindicación de la aplicación interna de las Hierbas Suecas es la diarrea. En este caso, hay que dejar de tomarlo inmediatamente, ya que dicho estado puede agravarse. Las personas que tienden a tener diarrea, también deberían tener mucho cuidado con la dosificación: una cucharadita al día es lo más apropiado.

Otras nombres de las Hierbas Suecas:
Hierbas de María Treben / Hierbas Amargas / Elíxir del Sueco / Amargo Sueco / Elíxir Amargo / Elíxir de María Treben /  Elíxir del Sueco de María Treben / Bitter Sueco / Swedish Bitters

reyesmagos

Por ahora, es suficiente…

Feliz Día de Reyes..!

JC

01logosHierbas Suecas

*
*
*
*
*
*
*
*

128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 128 
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*